Salmón Corp. SEGURIDAD, CALIDAD Y COMPROMISO

Vía Revista Agudi

Para conocer más sobre el segmento de la impresión de documentos de seguridad, AGUDI conversó con una de las empresas líderes en el país. En una enriquecedora entrevista, Roberto Salmón, propietario de la empresa Salmón Corp., nos comentó sobre el desarrollo de su empresa dentro de este fascinante segmento.
¿Podría comentarnos cómo se inicia Salmón Corp. y cuál ha sido su desenvolviendo durante los años que se encuentra
en el sector?

Corría el año 2002, salía de trabajar de una papelera reconocida mundialmente (Kimberly Clark) y los años que tenía no eran precisamente para seguir trabajando en labores ejecutivas, porque ya evidentemente nadie quiere tener un gerente general de 58 años. Entonces traté de ver la forma de encontrar un mecanismo para seguir en la vida activa económicamente hablando, y la mejor forma de hacerlo era a través de mi propia empresa.

Para esto, antes de trabajar en Kimberly Clark fui durante más de veinte años miembro del Sistema Asegurador Nacional; he sido presidente de directorio de una de las compañías más grandes de este país en materia de seguros
y gerente de algunas otras más. Mi mayor trayectoria no está en el campo gráfico sino de seguros.
En esa coyuntura (2002), sale un dispositivo legal que obliga a todos los propietarios de los vehículos a tener Seguros Obligatorio de Accidentes de Tránsito -SOAT- y dentro de las características que se mencionaban como medidas de seguridad estaba que debía llevar un holograma. Entonces me dije, esta puede ser una oportunidad
de negocio y me contacté con una empresa de afuera que traía hologramas y lo presenté, pero lamentablemente la respuesta fue negativa porque no sólo era el holograma sino todo el proceso del certificado. Y contrataron a una
empresa mexicana que los produjo por primera vez para el Perú. Pero lo que los impresores mexicanos ni los seguradores peruanos tuvieron en mente es que en el transcurso se iban a producir una serie de hechos que solamente podían ser solucionados por una empresa que estuviera aquí. Y en algún momento pasó eso, entonces fue cuando convocaron a un segundo concurso y así comenzamos.

De este modo, durante 15 años fuimos líderes en el SOAT y nunca nos lo pudieron quitar: cuando el SOAT comenzó tenía dos medidas de seguridad, el holograma y una tinta penetrante, nosotros logramos agregar algunas otras en el
transcurso del tiempo hasta llegar a 16 medidas de seguridad.

Pero “one only account” no es recomendable para nadie y fuimos buscando otras oportunidades de negocio: empezamos a imprimir títulos universitarios, a vender impresoras e insumos para licencias de conducir y así entramos en el mundo de lo que se llama la gráfica de seguridad. Hoy en día han pasado los años, ya no tenemos el SOAT pero en cambio desarrollamos una industria de seguridad documentaria que nos ha valido para ser considerados líderes en la provisión de elementos para la emisión de licencias de conducir en buena parte del territorio nacional.

Por otro lado, hemos entrado en el mundo virtual pues tenemos la representación de firmas multinacionales
para comercializar certificados digitales y ofrecer sus aplicaciones: firmas digitales y sellados de tiempo, conceptos totalmente nuevos porque todavía la cultura digital en este país no está lo suficientemente desarrollada.
Pero en ese sentido, tanto RENIEC, que realiza una feria anual, y algunas otras organizaciones, hemos tomado muy en serio este tema y estamos asumiendo el liderazgo.

¿Qué tan competitivo es el segmento de documentos de valor y cómo Salmón Corp. mantiene su posicionamiento en este segmento durante tantos años?

Hay un concepto que no puede dejar ningún empresario que se jacte de ser serio: INNOVACIÓN. Venimos innovando permanente mente, creamos sistemas, concebimos nuevas plataformas, generamos formas distintas de atacar los problemas y satisfacer las necesidades. Es una manera de distinguirnos frente a muchos de los demás.

Sabemos de la importancia de las certificaciones en una empresa ¿Cuenta Salmón Corp. actualmente con alguna?

Nosotros tenemos en este momento dos certificaciones ISO muy importantes: la ISO 9001-2015, la referida a la calidad, y la ISO 14298-2013, referida a imprentas de seguridad; hemos sido la primera empresa en el Perú en recibirla.

Además del segmento de seguridad, la empresa desarrolla otros tipos de impresión… El core business de la organización es la seguridad física y también la lógica, es un mix entre los documentos físicos y digitales.
Cuando hablamos de digitalización nos referimos a la transformación de elementos impresos a lógicos. Asumimos una plataforma digital y seguimos adelante con ella.

¿Qué expectativas hay para este año en Salmón Corp., tomando en cuenta la situación económica actual del país?

Para nosotros como empresa, es un año en el que se vienen cumpliendo exactamente los objetivos que nos hemos trazado; este año tenemos proyectado un crecimiento del 15%

La mano de obra calificada es importe en las empresas. ¿Cuál es la posición de Salmón Corp. sobre la capacitación al personal?

Nosotros trabajamos con programas anuales operacionales y dentro de esos programas está la capacitación; aquí desarrollamos mucho ese tipo de actividades y no sólo en el orden nacional sino que se capacita a la gente también
fuera del país: Argentina, EEUU, Chile, Ecuador, Colombia. Es una responsabilidad empresarial, creo que sus conductores deben destinar parte de los recursos que captan por las funciones que realizan en capacitar a su personal.

En cuánto a la responsabilidad social, ¿cómo aborda este tema la empresa?

Asumimos que realmente el mundo ha cambiado. Hoy en día, un empresario que no está comprometido con la sociedad no tiene mayor valor. El empresario es producto de la sociedad y si nosotros entendemos que somos producto de ella, es que a ella nos debemos; evidentemente debemos hacer algo para hacer que esta sociedad se desarrolle. Y cometemos un
error si creemos que ahorramos dinero por no contribuir en el desarrollo social, es una responsabilidad que todos debemos asumir en su verdadera magnitud y no sólo de palabra.
En Salmón Corp., por ejemplo, como una de las demostraciones claras de responsabilidad social, puedo mencionar que hay empleados que son accionistas; compartimos con ellos el patrimonio y me honra decir que en el país quizá
seamos la única empresa gráfica que tenga a trabajadores como accionistas.
Si eres accionista de una empresa te identificas con ella, formas parte del compromiso de hacer que se desarrolle y participan de ese desarrollo y patrimonio a la hora del reparto de las utilidades.

Anuncios

S.O.S “Un Clamor Que Nos Une”

El mensaje de los Obispos del Perú, aparecido el día de ayer, como parte de una campaña de Docencia Cívica orientada al voto reflexivo con motivo de las elecciones generales 2011 y la exposición de un conjunto de criterios éticos para elegir mejor a nuestros gobernantes, no ha hecho mas que tocar de manera profunda el corazón de una empresa cien por ciento peruana, que cree en los destinos del Perú y que se suma de manera entusiasta a esta campaña que no tiene orientación ni sesgo alguno, sino que simplemente nos ilustra sobre los valores que debemos tratar de encontrar entre quienes postulan a los diferentes cargos de gobierno y parlamento para los próximos cinco años.

Cinco años que pueden marcar la diferencia entre el estancamiento como país que sólo piensa en términos de crecimiento económico, sin considerar que ese crecimiento debe traducirse en desarrollo social, en integración,
en una justa distribución de la riqueza que los empresarios seamos capaces de producir, para darle a nuestro esfuerzo ese contenido humano que tanto se necesita; porque cuando elegimos hacer empresa, elegimos
una manera de contribuir al bienestar general, empezando por el propio e irradiándolo en beneficio de la sociedad en general.

Por ello e inspirados por el lema “S.O.S, “UN CLAMOR QUE NOS UNE” empezaremos a desarrollar a partir de hoy día, un conjunto de disquisiciones relativas a los valores morales, es decir al comportamiento que debemos empezar por exigirnos a nosotros para poder contar con la fuerza necesaria para exigírselos a los que pretendan gobernarnos.

La honestidad, la transparencia, la solidaridad, la verdad, la inclusión, la perseverancia, la humildad y el compromiso,deben ser la guía de nuestras acciones como padres, como hijos, como sacerdotes, como militares,
como políticos y como empresarios. Sin ellos, quizá podamos en algun momento acumular riqueza de orden material que se perderá y malgastará, porque el uso de de esta riqueza, no estará orientado a la consecución del bienestar general.

Abramos pues nuestros brazos al Todopoderoso para pedirle humildemente que, en esta oportunidad, NOS PERMITA ELEGIR A LOS GOBERNANTES QUE EL PERU NECESITA.

SALMON & SALMON SAC
100% peruanos de verdad