La familia como soporte para atender la adicción al Internet

Vía www.vital.rpp.pe
El estudio explica que no existe un solo tipo de adicto (a) a internet, es decir, no existen características personales propias de esta condición.

Por: Jacquelinee Rojas, Psicóloga Social Comunitaria, especialista en Salud Mental, con conocimiento de enfoques de género, derecho e interculturalidad. Miembro de la Sociedad Interamericana de Psicología, Red Latinoamericana de Formación en Psicología Comunitaria, Comisión Nacional de Psicología Social Comunitaria del CPsP. Docente investigadora de Psicología de la Universidad Privada del Norte.

La veloz incorporación del internet en nuestra vida cotidiana ha despertado nuestra atención sobre las consecuencias negativas de su uso desmedido. La adicción al internet puede definirse como el uso de Internet de manera frecuente y prolongada que origina dificultades psicológicas que repercuten en los ámbitos familiares, académicos o laborales de la persona. Algunos profesionales lo comprenden como un comportamiento desadaptativo y otros como un descontrol de impulsos.

Para algunos profesionales la adicción al internet es un trastorno psiquiátrico, mientras que para otros sería la manifestación de un problema que acompaña a trastornos anímicos, de ansiedad y otras adicciones. Desde una visión de la psicología social comunitaria, no es ético y responsable establecer un diagnóstico sin comprender el contexto socio histórico y cultural de la persona.

De acuerdo a un estudio desarrollado en un Instituto de Salud Mental en Lima (2006), se identificaron algunos rasgos de personalidad de los adictos a Internet, como: inestabilidad emocional con tendencia a evasión de la realidad, pobre tolerancia a la frustración, volubilidad e irritabilidad; egocentrismo, timidez, introversión, baja empatía, desvalimiento y baja autoestima; pero también tendencia al aislamiento y predisposición al aburrimiento, búsqueda de sensaciones, preferencia por actividades solitarias, autosuficiencia, reactividad emocional elevada e inconformidad con las normas sociales. El estudio explica que esta diversidad de características se debería a que no existe un solo tipo de adicto (a) a internet, es decir, no existen características personales propias de esta condición.

Por otro lado, respecto a las condiciones contextuales de la adicción al Internet, el mismo estudio reporta que los 30 pacientes que participaron de la investigación fueron hombres solteros, entre 13 a 28 años. La predominancia de los varones está asociada al uso de aplicaciones de carácter compulsivo/impulsivo, como los juegos de videos; puesto que las mujeres utilizan el Internet en la misma proporción que los hombres, pero las aplicaciones que utiliza son diferentes. Por ello, es importante reconocer como estamos formando a nuestros hijos varones, y que condiciones o características de nuestra crianza podrían estar poniéndolos en riesgo ante la adicción al Internet.

Para algunos profesionales la adicción al internet es un trastorno psiquiátrico, mientras que para otros sería la manifestación de un problema que acompaña a trastornos anímicos, de ansiedad y con otras adicciones.
Para algunos profesionales la adicción al internet es un trastorno psiquiátrico, mientras que para otros sería la manifestación de un problema que acompaña a trastornos anímicos, de ansiedad y con otras adicciones. | Fuente: Getty Images

Otro dato del estudio reporta que el 80% de los participantes denotaron disfunción familiar, enfatizando que la falta de soporte familiar y el aislamiento social predisponen al uso problemático de Internet. Esto resalta la importancia de la intervención en la familia, lugar donde se construyen las relaciones y se aprende a relacionarse con otras personas.

Al parecer el problema no radica en el acceso a Internet y su uso, sino en las formas en que nos relacionamos con nuestros hijos e hijas, las cuales podrían poner en situación de riesgo ante la adicción al Internet. Ante este problema, la solución no estaría en quitarle la computadora o el acceso a Internet, o encerrarlos en algún lugar; sino fortalecer nuestras relaciones como padre, madre, hermanos(as), realizando actividades como: compartir una película, practicar un deporte, salir a pasear. En general, brindarles tiempo para compartir la experiencia de vivir una vida digna y plena, para así refortalecer nuestras relaciones como padres e hijos(as).

El costo del tratamiento de una enfermedad mental, podría llevar a una familia de condición socioeconómica media a una condición socioeconómica baja (pobreza), afectando a todos los miembros de la familia. No pongas en riesgo a tu familia, y comparte el precio de su salud mental, tu tiempo para disfrutar con ellos. Que la velocidad del Internet no te gane la carrera de acompañar a tus hijos (as).

Los países que bloquean internet en época de exámenes

BBC Mundo / 04.06.2017 / 08:59 pm / Vía www.elcomercio.pe
La noticia la confirmó un portavoz gubernamental a fines de la semana. Sí, el acceso a internet por celular está bloqueado en Etiopía y la razón es la próxima celebración de unos importantes exámenes.

“El bloqueo tiene como objetivo evitar que se repitan las filtraciones que se produjeron el año pasado”, le dijo a la agencia Reuters Mohammed Seid, de la oficina de comunicación del gobierno etíope.

Seid se refería a lo ocurrido en mayo de 2016, cuando fotografías de los exámenes de ingreso a la universidad estuvieron circulando por internet.

En esa oportunidad, el gobierno también respondió bloqueando temporalmente el acceso a Facebook, Twitter, Instagram y Viber, entre otras redes sociales.

Evitar que los estudiantes se hagan con las preguntas antes de tiempo, sin embargo, no es la única motivación de las autoridades.

“Estamos siendo proactivos”, dijo Seid en referencia a los exámenes, que están previstos a concluir el próximo 8 de junio.

AFP

(Foto: AFP)

“Queremos que nuestros estudiantes se concentren y estén libres de las presiones psicológicas y distracciones que (internet) genera”, explicó el funcionario.

Y el hecho de que la filtración de 2016 estuviera vinculada a las protestas de la etnia Oromo muy probablemente también fue considerada.

En junio de 2016, el gobierno de Argelia también bloqueó temporalmente el acceso a redes sociales para tratar de evitar el fraude académico en sus exámenes de bachillerato.

En ese oportunidad, casi la mitad de los candidatos al título de bachiller fueron obligados a repetir el examen, luego de que filtraciones pusieran en duda la validez de los resultados de la sesión inicial.

Muchos estudiantes habían podido acceder a las preguntas por adelantado a través de Facebook y otras redes sociales.

Y las autoridades también dijeron que, al bloquearlas, querían protegerlos de “las preguntas falsas que circulan en esas redes”, reportó en su momento la agencia de noticias gubernamental APS.

Historia de censura

En el caso de Etiopía, el gobierno asegura que la medida es temporal y que solo está bloqueando el acceso a redes sociales.

Pero fuentes en el país le dijeron a la BBC que todo el servicio de internet estaba presentando problemas.

Datos preliminares de Google también indican una drástica reducción del tráfico hacia los servicios del buscador desde Etiopía desde el miércoles por la tarde.

Y el jueves la BBC no fue capaz de acceder a los sitios web del gobierno etíope ni aquellos del único proveedor de servicios de telecomunicaciones del país, Ethio Telecom.

El gobierno etíope, que en octubre del año pasado decretó el estado de emergencia en reacción a protestas gubernamentales, ya ha interrumpido el acceso a internet antes.

Etiopía fue, de hecho, uno de los primeros países africanos en censurar internet y los blogs de opositores y grupos de derechos humanos son frecuentemente bloqueados.

Aunque, hasta el año pasado, las limitaciones para acceder a las redes sociales solamente duraban algunas horas, mientras que ahora se prolongan durante semanas.

Y hasta la filtración de los exámenes en 2016, el gobierno no aceptaba públicamente ser el responsable.

¿Es LinkedIn la última red social en perder empuje entre los jóvenes?

Vía www.puromarketing.com
Uno de los elementos que hizo que el crecimiento de Facebook fuese en progresivo aumento en los últimos tiempos fue la entrada de grupos demográficos que no estaban en la red social en el pasado. Facebook, que había empezado con los universitarios vía un sistema de entrada en la red limitado (antes de abrirlo de forma generalizada), ha trabajado en los últimos tiempos para meter a más y más demografías. A medida que la red se hacía más y más popular, padres, tíos y hasta abuelos de los usuarios originales (además de sus hermanos pequeños) iban entrando en la misma.

Todo ello tuvo un efecto en cómo se percibía a la red social y qué valores se asociaban a la misma. Facebook dejó de ser cool cuando se llenó de baby boomers, como señalaban los estudios, haciendo que la juventud (millennials y miembros de la Generación Z) tuviesen que crear listas de bloqueo de información para algunos de sus contactos familiares y también que acabasen refugiándose en otras redes sociales, como Instagram y en algunos mercados Snapchat. Las cosas no han mejorado con el paso del tiempo y se han agudizado incluso en algunos grupos demográficos: para los adolescentes, Facebook es un lugar poco atractivo, mientras centran ciertos tipos de actividad en otras redes sociales.

Pero lo cierto es que, aunque Facebook haya protagonizado todos los análisis sobre cómo los cambios de demografía afectan a sus líneas de negocio, la compañía no es la única que se ha visto afectada por ello y no es la única red social a la que los nuevos hábitos de sus consumidores y las nuevas costumbres de los mismos están poniendo en jaque su línea de negocio. Lo cierto es que para otras redes sociales esto también está pasando y las redes sociales que estaban robando a los usuarios de Facebook les están robando también a ellos sus propios usuarios.

LinkedIn parecía tener su posición asegurada y estar blindada ante los problemas generacionales. Al fin y al cabo, LinkedIn es una red social con un objetivo muy claro y con un nicho de mercado muy concreto. Es una red social profesional, que los usuarios emplean para presentarse de forma profesional y en la que lo que se vende es una trayectoria, no tanto el compartir contenidos divertidos o personales. No importa ser cool o no. Lo que importa es ser eficiente. Y, sin embargo, y tal y como acaban de demostrar los analistas, LinkedIn también está viviendo el efecto de las nuevas redes sociales de moda.

Instagram mueve a LinkedIn
Para los jóvenes que buscan trabajo, LinkedIn ya no es el escenario en el que buscan información sobre las empresas con las que quieren trabajar. En realidad, los jóvenes están usando Instagram para buscar información sobre el lugar de trabajo y sobre la cultura de la corporación en la que están interesados, como ha demostrado un estudio de Jobvite sobre el mercado de trabajo estadounidense (y que tiene conclusiones que no tardarán en afectar a otros mercados, como suele ser habitual).

El estudio ha extraído muchos de esos datos recurrentes cuando se analiza el mercado laboral en cualquier lugar, como quienes son más optimistas sobre el mercado laboral (los trabajadores de más edad) o quienes se sienten más cómodos negociando su salario (los hombres y no las mujeres), y también cómo las redes sociales se ven a la hora de buscar empleo.

En general, dos redes sociales clásicas son las generales más usadas para investigar a las empresas. El 25% de los potenciales trabajadores investiga en la página en Facebook de la firma y un 23% en la de LinkedIn. Pero lo sorprendente es, y volviendo a la conclusión principal del estudio, el peso que tiene ahora Instagram entre ciertos potenciales empleados. El 28% de los jóvenes entre 18 y 29 años va a Instagram para analizar las compañías en las que están interesados en trabajar.

Las cosas no han cambiado tanto, por otra parte, en el terreno de los empleadores. Puede que sus potenciales empleados más jóvenes estén usando Instagram como llave para comprender a las empresas, pero quienes son los responsables de recursos humanos siguen prefiriendo LinkedIn para hacer sus investigaciones.

Instagram y Snapchat catalogados como las peores plataformas de social media para la salud mental de los jóvenes

Vía www.geeksroom.com
De acuerdo a un estudio denominado #StatusOfMind, llevado a cabo por la Royal Society for Public Health y el Young Health Movement, ambas organizaciones del Reino Unido, Instagram es la plataforma de social media que ofrece el peor impacto negativo para la salud mental y bienestar de los jóvenes, seguida por Snapchat.

En el estudio analizaron las respuestas de 1.500 jóvenes del Reino Unido de edades entre los 12 y 24 años para determinar los efectos negativos y positivos de la social media. En total los jóvenes debieron responder a 14 preguntas relacionadas con el bienestar y la salud mental.

Por otro lado el estudio reveló que Youtube y Twitter tienen el mayor impacto positivo en el bienestar y la salud mental de los jóvenes.

Entre los aspectos negativos que genera en los jóvenes el uso de plataformas de social media tenemos la depresión, la soledad y la ansiedad

Así quedó el ránking con las 5 plataformas de social media que provocan más impacto en los jóvenes:

  1. YouTube (más positiva)
  2. Twitter
  3. Facebook
  4. Snapchat
  5. Instagram (más negativa)

Luego del estudio llevado a cabo por profesionales de la salud, las dos entidades ahora piden la acción del gobierno y de las compañías de social media para ayudar a promover los aspectos positivos de social media para los jóvenes y por supuesto tratando de mitigar los potenciales aspectos negativos.

Entre las recomendaciones propuestas por la Royal Society for Public Health y el Young Health Movement tenemos las siguientes,

  • Introducción de una advertencia del tipo pop-up sobre uso extremo de las redes sociales – siete de cada 10 jóvenes encuestados por RSPH apoyan esta recomendación (71%).
  • Plataformas de medios sociales para identificar a través de sus publicaciones a los usuarios que podrían estar sufriendo problemas de salud mental y discretamente enviar señales de apoyo – cuatro de cada cinco los jóvenes apoyo (80%).
  • Plataformas de medios sociales para resaltar cuando las fotos de personas han sido manipuladas digitalmente – más de dos tercios  de los jóvenes apoyan esta recomendación (68%).

 

Estudio | Instagram ranked worst for young people’s mental health