8 recursos online para encontrar a una persona

Vía www.softonic.com

¿Quieres encontrar a una persona y ya has utilizado el típico método de “voy a poner su nombre en Google y a ver qué pasa”? Aquí tienes 8 recursos o alternativas que multiplicarán tus opciones para dar al fin con ese familiar o amistad al que has perdido la pista.

Un aviso previo: Te ofrecemos estos recursos para buscar alguien a quien no le importa ser encontrado. No aconsejamos ni recomendamos que te plantees, por ejemplo, acosar a tu ex. Nada bueno saldrá de ello.

1. Explora las redes sociales

Google es mejor buscador de personas en redes sociales que los buscadores internos de algunas redes sociales, como el caso de Facebook. Solo tienes que utilizar la fórmula de búsqueda “[nombre de usuario] site:facebook.com”. Si no encuentras nada interesante a primera vista, prueba con la pestaña de “Imágenes“; es posible que encuentres a la persona que buscas siempre y cuando sepas cómo es físicamente.

Merece la pena dedicar tiempo a los buscadores de Facebook, Twitter y LinkedIn, las tres redes sociales más populares. Cada uno de ellos tiene sus particularidades.

iyiajkaapyejfxjv9hdk

Por ejemplo, el buscador de Facebook te permite restringir los resultados por fecha y/o localización. Eso significa que aunque la persona que busques lleve tiempo sin postear nada en Facebook, podrás encontrar sus publicaciones antiguas.

Mucha gente suele utilizar alias o variaciones de su nombre en redes sociales precisamente para evitar ser encontradas. No obstante, puedes encontrarlas de todas formas si sabes su número de teléfono o su dirección de correo electrónico. Ponlos en los buscadores internos de las redes sociales y, si han vinculado su teléfono o su correo a su perfil, darás con ellos.

Tanto en Facebook como en Twitter es posible bloquear la opción que te encuentren mediante tu teléfono o tu correo, pero mucha gente desconoce esta posibilidad o infravalora lo efectiva que puede ser.

2. Apps o webs de ligoteo

Apps o webs de ligoteo como Badoo, Meetic, Tinder, OKCupid o Plenty of Fish no te permiten buscar por nombre. Además, muchos usuarios utilizan alias. Ahora bien, puedes buscar por localización o por género. Y esas dos opciones son más importantes de lo que parecen.

“Incluso las páginas de ligoteo pueden mantener tu información privada archivada de forma indefinida“, explica Darrin Giglio, investigador jefe de North American Investigations, para el portal Gizmodo (fuente principal e inspiración para el presente artículo). “Incluso cuando borras tus perfiles online y borras tus cuentas, todavía hay registros”.

zodc1y2j6b7dd7qyvifm

Si sabes dónde vive la persona que buscas, no pierdes nada por realizar una búsqueda exhaustiva en estos portales. Si da la casualidad de que esta persona busca o estuvo buscando a su media naranja, puede que encuentres su perfil con un montón de información relevante.

3. Explora la Deep Web

A grosso modo, Internet consta de tres partes: la web “normal”, que está disponible para todos e indexada por motores de búsqueda populares como Google, sin ir más lejos; la Deep Web, accesible pero no indexada en servicios tradicionales; y la difícil de acceder Dark Web.

En la Deep Web aguardan millones de documentos y de información que un motor de búsqueda normal no indexa. Pero existen motores especializados en buscar en la Deep Web como es el caso de Pipl.

hhhkgkh

En concreto, Pipl es un buscador de datos sobre personas que se ocultan en la Deep Web. Es gratuito y sencillo de utilizar. ¡No olvides echarle un vistazo!

4. Realiza una búsqueda inversa de imágenes

Somos por lo general perezosos, así que tendemos a utilizar la misma imagen para múltiples perfiles y cuentas. Si has encontrado una imagen reciente de la persona a la que quieres encontrar, puedes realizar una búsqueda inversa en Google mismo o en servicios especializados en este tipo de búsqueda como es el caso de TinEye. De esta forma encontrarás otras cuentas con información adicional o complementaria que te ayudará a afinar la búsqueda.

668686

5. ¿Conoces sus aficiones? Aprovecha esta pista

¿Sabes qué le gusta a la persona que buscas? Puede que la encuentres en foros y comunidades centrados en sus aficiones. Puedes echar un vistazo en los grupos de Facebook, por ejemplo. Si sabes dónde vive esa persona, puedes afinar aún más y buscarla en grupos de Meetup. Es una alternativa que requiere un poco de pensamiento lateral y de esfuerzo extra, pero puede dar resultados.

6. Utiliza extensiones para navegadores que espían por ti

Existen dos extensiones en particular, ContactOut y Discoverly, que muestran información normalmente oculta en, por ejemplo, tus contactos de Gmail o los perfiles de LinkedIn. Si ya has encontrado a la persona pero necesitas, por ejemplo, su correo electrónico o su teléfono, estas extensiones pueden merecer la pena.

gjgjfgjgf

7. No olvides a los amigos de la persona

Si no das con la persona en cuestión, puede que la clave se encuentra en los perfiles o cuentas de sus amigos o familiares. “La gente está conectada, conectada y, finalmente, conectada, de muchas formas diferentes”, explica el investigador jefe de North American Investigations. “Puedes crear una cadena de conexiones que te lleven hasta la persona con paciencia y cierta información”.

“Incluso si la persona no tiene cuenta, hay muchas posibilidades de que alguien de su familia o que sus amigos sí tengan”.

Imagina que, por ejemplo, te llamas Ben Grimm y quieres buscar a tu Tía Petunia pero no hay forma de dar con ella. Inténtalo con tus primos entonces. A través de ellos puedes dar con tu Tía.

8. Más allá de Google

A lo largo del artículo ya has comprobado que existen muchos motores de búsqueda más allá de Google. Pero todavía quedan muchos más. Si una búsqueda inicial en Google acaba en fracaso, no olvides Bing o DuckDuckGo. Y si estas dos no funcionan, prueba con buscadores que indexan más contenido de lo normal como WebCrawler, DogPile o Monster Crawler. Ah, y no olvides WayBack Machine, el servicio que te permite ir a páginas que en teoría han sido eliminadas de Internet.

Anuncios

¿Estás de vacaciones? Esta variante de WannaCry podría atacarte

Vía www.softonic.com

Aunque el ransomware Wannacry, que puso en peligro nuestra seguridad en mayo ya se daba por muerto, parece que aún tiene algo de vida: los expertos han detectado que tiene una nueva víctima, especialmente vulnerable en esta época de vacaciones. Una variación del virus ha llegado al wi-fi de los hoteles.

Los últimos coletazos de WannaCry ahora se han empezado a dejar ver en forma de un nuevo ataque bautizado como GAMEFISH y que afecta a los clientes que se conectan en el wi-fi de los hoteles. Este ataque funciona de la misma manera que el original, aprovechando lo vulnerables que son algunos ordenadores no actualizados.

El ransomware funciona de la siguiente manera: los hackers envían correos electrónicos infectados a las direcciones de e-mail de los principales grupos hosteleros de Europa. Se hacen pasar por turistas que buscan una habitación de última hora y que envían un adjunto que aparentemente es un formulario de reserva para dicho hotel.

En realidad el archivo, que lleva por nombre el inocente Hotel_Reservation_Form.doc, es un adjunto malicioso que infecta los PCs desactualizados. Si el recepcionista abre el archivo en un ordenador no demasiado nuevo tiene muchos números de que este se infecte, así como a otros PCs en la misma red. Dado que el virus se propaga por wi-fi esto podría significar la infección de muchos ordenadores de húespedes del hotel.

¿Cómo puede evitarse algo así? El consejo número 1 es el de siempre: ACTUALIZA. Procura que tus PCs tengan una versión lo más nueva posible de Windows, no hay escudo mejor contra virus.

Además de este consejo básico te dejamos con un útil vídeo con 6 trucos más para mantener el ransomware a raya.

Los móviles Android ahora cuentan con un botón del pánico. ¿En qué consiste?

Vía www.softonic.com
Los móviles Android cuentan ahora con un nuevo sistema de seguridad llamado “botón del pánico”.

El “botón del pánico” está pensado especialmente para vigilar las apps que se han instalado fuera de Google Play. Si notas que se comportan de forma extraña (señal de que podrían incluir un virus), basta con usar el botón para volver a la página de inicio de Android y desinstalar al 100% esa aplicación.

La filosofía detrás del “botón del pánico” es parecida a la del CTRL+ALT+SUPR de Windows.

Ojo, este “botón del pánico” solo está disponible en la versión 7.1.1. de Android así que ahora ese encuentra al alcance de muy pocos. Es más: la función aún no ha sido confirmada por Google sino que ha sdo descubierta por programadores externos a la compañía.

La genial idea del creador de Netflix para salvar las salas de cine

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar por una tarifa plana en el cine? ¿Te importan los estrenos o esperas a verlos más tarde? ¿Comes palomitas? Cuidado, porque la próxima revolución llega a los cines


Vía www.urbantecno.com

A día de hoy solo existe en Estados Unidos pero la esencia de MoviePass es básicamente esa: pagar 9,95 dólares mensuales (un dólar más de lo que cuesta una entrada de cine en norteamérica de media, según el Hollywood Reporter) y poder disfrutar de un pase diario para ir al cine durante todo el mes. Eso sí, las películas en 3D quedan fuera de la promoción. De momento, solo es necesario que las salas acepten tarjetas de débito, algo que el 91% de ellas ya hace.

Ted Farnsworth, CEO de Helios and Matheson Analytics, una firma que acaba de hacerse accionista mayoritaria de MoviePass lo tiene claro:

Es algo que todo el mundo entiende. Absolutamente todos entienden la dinámica de Spotify, Netflix, Hulu, o Amazon Prime, especialmente los millennials. Han crecido suscritos a algo.

La clave del éxito del proyecto es el interés por los estrenos. Y es que a día de hoy y con la creciente tendencia a la suscripción por servicios como Netflix, Hulu o Amazon… que ofrecen películas relativamente nuevas y programación televisiva por una tarifa mensual, ¿merecerá la pena pagar otra suscripción más para disfrutar de los últimos estrenos?

Inicialmente MoviePass comenzó su andadura con unos planes que iban desde los 15 hasta los 50 dólares, pero pronto entendieron que 10 dólares es una cifra muy atractiva a la que los potenciales clientes se han acostumbrado. Y tanto que sí, a juzgar por las caídas que tuvo su web durante el día de ayer fruto de la ingente cantidad de nuevos suscriptores, como cuenta Hollywood Reporter. Hasta el momento contaba con 20.000 clientes que abonaban 50 dólares mensuales.

Obviamente, han tenido que hacer muchos números para tan drástico recorte en sus precios, que a día de hoy serán parcialmente sufragados por los fondos obtenidos de los accionistas Helios and Matheson. Con las nuevas suscripciones será cuestión de muy poco tiempo que superen el punto de equilibrio que les empiece a reportar beneficios.

¿Irías más al cine si pagases una especie de tarifa plana mensual?

El siguiente reto será para las salas de cine, que tendrán que ver cómo gestionar este nuevo concepto, que se une a la coyuntura actual. Y es que hay muchos usuarios que no van al cine porque consideran que los precios son altos.

La clave de todo será la publicidad y alternativas como la de MoviePass, no obstante, parece no gustar mucho a las salas, al considerar que con MoviePass los precios son insostenibles y solo conducen a la insatisfacción. La suya, claro está.

La reacción de las salas no se ha hecho esperar. Los abogados de AMC, la cadena de cines más grande Estados Unidos incluso plantean en voz alta en una nota de prensa publicada en Business Wire la posibilidad de que AMC se quede fuera de los descuentos que ofrece MoviePass, de forma que no sea compatible con este nuevo concepto de fidelización de clientes. En todo caso era de esperar el inmovilismo de la industria, algo que en su momento ya sufrió en sus carnes Spotify en la escena musical.

Las míticas palomitas, gominolas y refrescos podrían subir de precio para que salgan las cuentas a las salas de cine. Pixabay

Otras alternativas en la búsqueda de rentabilidad pueden provenir de la venta de palomitas, caramelos, refrescos… que obviamente consumen tanto los usuarios normales como los clientes de MoviePass. Asimismo, también se cree que se puede lograr una mayor afluencia a los cines empleando los datos que se recolectan de los usuarios, de modo que pueda dirigirse publicidad mucho más personalizada y por ende, más efectiva.

MoviePass lo tiene claro: es necesario un cambio radical en los cines y sucederá, les guste a las salas o no. En palabras de Ted Farnsworth:

Nos recuerda a cuando Blockbuster dijo que Netflix nunca sobreviviría o que RedBox nunca tendría éxito. Los viejos dinosaurios como AMC solo tienen que entender que estamos aquí para ayudarles. Vamos a acercar el cine a la gente.

La polémica está servida. Pero hay algo que está claro: el concepto de salas de cine actual ya ha llegado a su fin de un modo u otro.