Tres mitos sobre las huellas dactilares

Vía www.gestion.pe
Las huellas dactilares se han considerado durante mucho tiempo como el identificador final, único e imposible de robar, y se posicionaron como una opción de autenticación más segura que las contraseñas.

Por eso los lectores de huellas son vitales en la seguridad de los dispositivos móviles. ¿Pero las huellas son tan seguras? Aquí algunos mitos:

‘Son más seguras que las contraseñas’
Contrario a lo que muchas personas asumen, los lectores biométricos no son infalibles. Tienen sus propias vulnerabilidades, su tecnología puede ser explotada y las huellas pueden ser robadas, incluso desde fotografías.

‘No se puede copiar una huella dactilar’
En el 2016, la firma Vkansee demostró que esta tecnología puede ser burlada con pocos elementos. Con arcilla y plasticina se pueden capturar suficientes detalles de una huella dactilar como para engañar a un sensor y que piense que es la real.

‘Las huellas reemplazarán a las contraseñas’
Dado que las huellas se pueden robar, copiar y usar para engañar a los lectores biométricos, está claro que todavía se está lejos de reemplazar a las contraseñas en forma definitiva. Incluso cuando se declaren obsoletas, van a seguir por un tiempo.

¿Es LinkedIn la última red social en perder empuje entre los jóvenes?

Vía www.puromarketing.com
Uno de los elementos que hizo que el crecimiento de Facebook fuese en progresivo aumento en los últimos tiempos fue la entrada de grupos demográficos que no estaban en la red social en el pasado. Facebook, que había empezado con los universitarios vía un sistema de entrada en la red limitado (antes de abrirlo de forma generalizada), ha trabajado en los últimos tiempos para meter a más y más demografías. A medida que la red se hacía más y más popular, padres, tíos y hasta abuelos de los usuarios originales (además de sus hermanos pequeños) iban entrando en la misma.

Todo ello tuvo un efecto en cómo se percibía a la red social y qué valores se asociaban a la misma. Facebook dejó de ser cool cuando se llenó de baby boomers, como señalaban los estudios, haciendo que la juventud (millennials y miembros de la Generación Z) tuviesen que crear listas de bloqueo de información para algunos de sus contactos familiares y también que acabasen refugiándose en otras redes sociales, como Instagram y en algunos mercados Snapchat. Las cosas no han mejorado con el paso del tiempo y se han agudizado incluso en algunos grupos demográficos: para los adolescentes, Facebook es un lugar poco atractivo, mientras centran ciertos tipos de actividad en otras redes sociales.

Pero lo cierto es que, aunque Facebook haya protagonizado todos los análisis sobre cómo los cambios de demografía afectan a sus líneas de negocio, la compañía no es la única que se ha visto afectada por ello y no es la única red social a la que los nuevos hábitos de sus consumidores y las nuevas costumbres de los mismos están poniendo en jaque su línea de negocio. Lo cierto es que para otras redes sociales esto también está pasando y las redes sociales que estaban robando a los usuarios de Facebook les están robando también a ellos sus propios usuarios.

LinkedIn parecía tener su posición asegurada y estar blindada ante los problemas generacionales. Al fin y al cabo, LinkedIn es una red social con un objetivo muy claro y con un nicho de mercado muy concreto. Es una red social profesional, que los usuarios emplean para presentarse de forma profesional y en la que lo que se vende es una trayectoria, no tanto el compartir contenidos divertidos o personales. No importa ser cool o no. Lo que importa es ser eficiente. Y, sin embargo, y tal y como acaban de demostrar los analistas, LinkedIn también está viviendo el efecto de las nuevas redes sociales de moda.

Instagram mueve a LinkedIn
Para los jóvenes que buscan trabajo, LinkedIn ya no es el escenario en el que buscan información sobre las empresas con las que quieren trabajar. En realidad, los jóvenes están usando Instagram para buscar información sobre el lugar de trabajo y sobre la cultura de la corporación en la que están interesados, como ha demostrado un estudio de Jobvite sobre el mercado de trabajo estadounidense (y que tiene conclusiones que no tardarán en afectar a otros mercados, como suele ser habitual).

El estudio ha extraído muchos de esos datos recurrentes cuando se analiza el mercado laboral en cualquier lugar, como quienes son más optimistas sobre el mercado laboral (los trabajadores de más edad) o quienes se sienten más cómodos negociando su salario (los hombres y no las mujeres), y también cómo las redes sociales se ven a la hora de buscar empleo.

En general, dos redes sociales clásicas son las generales más usadas para investigar a las empresas. El 25% de los potenciales trabajadores investiga en la página en Facebook de la firma y un 23% en la de LinkedIn. Pero lo sorprendente es, y volviendo a la conclusión principal del estudio, el peso que tiene ahora Instagram entre ciertos potenciales empleados. El 28% de los jóvenes entre 18 y 29 años va a Instagram para analizar las compañías en las que están interesados en trabajar.

Las cosas no han cambiado tanto, por otra parte, en el terreno de los empleadores. Puede que sus potenciales empleados más jóvenes estén usando Instagram como llave para comprender a las empresas, pero quienes son los responsables de recursos humanos siguen prefiriendo LinkedIn para hacer sus investigaciones.

Así es como Internet cambió tu vida

Vía www.americatv.com.pe
En noviembre de 1989, nació oficialmente la World Wide Web (WWW), un invento que luego transformaría completamente al mundo y que a 28 años de distancia no deja de sorprendernos. Estas son algunas cosas que han cambiado en nuestras vidas tras la llegada de Internet:

1.- La forma en que nos comunicamos

La aparición de redes sociales como Facebook o WhatsApp nos permiten estar comunicados todo el tiempo con nuestros familiares, amigos e incluso tener noticias de personas que no veíamos hace mucho tiempo. También podemos acceder a todo tipo de informaciones y compartirlas.

2.- Aprender en YouTube

Los tutoriales sobre maquillaje, cocina y videojuegos, entre muchos otros, han facilitado la vida a las personas, que cuando no saben cómo hacer una cosa recurren a esta plataforma de videos.

3.- ¿Qué me conviene comprar?

Las decisiones de compra de la gente han dejado de hacerse siempre en las tiendas, como tradicionalmente sucedía, para generarse también en Internet, donde se consulta y se compara para decidir qué es lo que más conviene.

4.- Lo primero que hacemos al despertar

Muchas personas han adquirido el hábito de abrir los ojos y ver inmediatamente su teléfono para conocer las noticias del día a día o para revisar sus redes sociales.

5.- Comprar de manera virtual

También Internet ha abierto una nueva frontera relacionada con el tema de las compras.  Ahora puedes adquirir diversos productos y servicios desde la comodidad de tu computadora.

6.- Pagar a través de Internet

A pesar de que no está siendo fácil, poco a poco las personas también están encontrando en Internet una forma más cómoda para hacer pagos y transacciones bancarias.

7.- La manera en que estudiamos

Antes tenías que ir a la biblioteca o comprarte enormes enciclopedias para hacer tus tareas, ahora casi todo lo encuentras en Google y puedes consultar sitios especializados. Por otra parte, las plataformas de e-learning están revolucionando la enseñanza.

8.- Hora de los videojuegos

Durante mucho tiempo nos acostumbramos a disfrutar de nuestros videojuegos favoritos a través de consolas grandes, como Nintendo, Play Station y otras, sin embargo ahora también es posible divertirnos desde nuestro celular gracias a la gran cantidad de juegos en línea que hoy se pueden descargar. Pokemon Go es un caso de éxito mundial.

9.- Series y películas en Internet

Ahora puedes disfrutar de tu serie o película favorita en cualquier momento del día conectándote a Internet. El llamado consumo on demand cada vez se hace más popular.

Windows Update: cómo configurar a tu gusto las actualizaciones automáticas de Windows

Vía www.xataka.com

Si alguna vez se te ha reiniciado Windows 10 mientras estabas trabajando por culpa de las actualizaciones del sistema operativo, has de saber que tienes a tu disposición varias opciones para configurarlas. Con ellas puedes adaptar estas actualizaciones a tus horarios y a la manera en la que trabajas y quieres ser advertido.

Por eso hoy te vamos a enseñar cómo configurar Windows Update. Haremos un repaso por todas las opciones que ofrece, y así podrás ir cambiando cada parámetro como mejor te convenga para que te moleste lo mínimo posible.

Entra a Windows Update para actualizar tu sistema

Menu De Inicio

Empieza pulsando el menú de inicio de Windows 10. En él verás el icono de la Configuración, con la forma de una rueda dentada. Púlsalo y entrarás a la configuración del sistema operativo. Si tienes Windows actualizado a su última versión, este icono te aparecerá en una barra lateral vertical a la izquierda de tu lista de aplicaciones.

Actualizacion Y Seguridad

En el menú Configuración de Windows, ahora tienes que bajar hasta la opción de Actualización y seguridad. Haz click sobre ella para poder entrar la configuración específica de Windows Update, donde podrás cambiar todo lo relacionado con las actualizaciones de Windows.

Buscar Actualizaciones

Al entrar en la configuración de actualizaciones, a la izquierda tendrás varias secciones. La primera es la que estamos buscando, la que se llama Windows Update, asegúrate de estar en ella y verás en primer lugar el estado de la actualización. Te dirá si tu dispositivo está actualizado y cuándo fue la última comprobación. Justo debajo tienes el botón Buscar actualizaciones, que tendrás que buscar para ver si hay actualizaciones de Windows 10.

Es importante tener siempre tu sistema operativo actualizado, por eso Windows no te deja deshabilitar Windows Update. Ten en cuenta que cualquier vulnerabilidad que aparezca Microsoft se dará prisa en solucionarla y lanzar parches mediante la actualización. Un equipo no actualizado se expone a ataques y exploits como el de WannaCry, por lo que la primera medida con la que puedes protegerlo es asegurarte de que estás siempre al día.

Configura Windows Update a tu gusto

Windows Update Config

Debajo de la opción de buscar actualizaciones, y en la misma sección Windows Update dentro de Actualización y seguridad, verás tres enlaces para configurar tus actualizaciones. Sus nombres definen bastante lo que hacen, y se llaman Cambiar horas activas, Opciones de reinicio y Opciones avanzadas. Vamos a ir una por una.

Primero haz click sobre Cambiar horas activas. En este menú puedes configurar desde qué hora y hasta qué hora estás utilizando el ordenador. Windows intentará molestarte lo menos posible con las actualizaciones, por lo que si necesita reiniciar el sistema operativo para aplicar una actualización no lo hará mientras tú estés trabajando. Y aquí es donde le dices cuándo trabajas.
Opciones De Reinicio

Ahora pulsa sober Opciones de reinicio. En primer lugar verás la opción de programar una hora de reinicio. Esta opción sólo funciona cuando hay actualizaciones instaladas que necesitan reiniciar el ordenador, y con ella puedes establecer una hora concreta independientemente de las horas activas que hayas configurado.

En las mismas Opciones de reinicio puedes activar el parámetro Mostrar más notificaciones. Al hacerlo Windows 10 te avisará activamente con una notificación cuando tenga pensado proceder a reiniciar el ordenador para aplicar los cambios. De esta manera estarás avisado para guardar tu trabajo y tendrás la opción de posponer el reinicio.

Opciones Avanzadas

Y por último tienes las Opciones avanzadas. En este menú, en las primeras dos opciones seleccionables puedes por ejemplo elegir que se actualicen otros productos de Microsoft junto a Windows. Por ejemplo, si tienes instalado Windows Office, el programa también se actualizará junto a Windows cuando tengas esta casilla seleccionada.

También tienes una opción para usar tu información de inicio de sesión para finalizar las configuraciones tras una actualización. Básicamente acelera las actualizaciones iniciando sesión en Windows automáticamente tras el reinicio pertinente, aunque para mantener la seguridad lo dejarán bloqueado para que cualquiera pueda acceder.

Elige Actualizaciones

Otra de las opciones muy importantes que puedes ajustar es la de Elige el modo en que quieres que se te entreguen las actualizaciones. Aquí puedes activar las actualizaciones en más de un lugar, en la que se utilizan los paquetes de actualización que recibe tu ordenador para enviárselos a otros de tu red local o de todo Internet para acelerar los procesos de descargas.

Si no quieres gastar ancho de banda enviándole actualizaciones a desconocidos desde el ordenador, siempre puedes activarlo únicamente para los equipos de tu red local. De esta manera, si tienes dos ordenadores en la misma WiFi siempre podrás acelerar las actualizaciones de uno con los datos que ya se han descargado en otro. También puedes simplemente desactivar esta opción para quedártelo todo para ti.

Y esto es todo lo que puedes hacer para ajustar a tu gusto la manera en la que Windows realiza las actualizaciones de software en tu equipo. No son todas las opciones que podríamos desear, pero sí las suficientes como para poder adaptar el funcionamiento de esta opción al uso que le das a tu ordenador.